+54 291 455-4547 / 452-2696 | info@iais.com.ar | Ingresar

Diagnóstico de Alergia

Pruebas cutáneas para alergia

Son exámenes empleados para averiguar qué sustancias le producen una reacción alérgica a una persona.

Existen tres métodos comunes de pruebas cutáneas para alergias:

1. La prueba de punción de la piel consiste en:

2. La prueba cutánea intradérmica consiste en:

3. La prueba del parche es un método para diagnosticar la causa de reacciones cutáneas que ocurren después de que la sustancia toca la piel.

Los posibles alergenos se pegan con cinta a la piel durante 48 horas. Las sustancias utilizadas están estandarizadas y se comportan como alergenos en las reacciones alérgicas mediadas por mecanismos de hipersensibilidad tipo IV, donde principalmente están involucradas células en la reacción alérgica. Estas reacciones son las responsables de producir eczema de contacto en la piel y gingivitis en las mucosas de la cavidad oral, por el contacto a la sustancia alergénica. Estos mecanismos son lentos para producirse y en general la lesión que generan se mantiene por unos días en el lugar donde ocurrió. Se caracteriza por tener las siguientes manifestaciones: eritema (enrojecimiento), vesículas (pequeñas globitos de serosidad) que con el tiempo y la intensidad de la lesión se llegan a unir formando ampollas, descamación (producida por la ruptura de las vesículas), exudación (es la salida de la serosidad de las vesículas o ampollas al exterior) y mucho prurito o ardor.

En general las sustancias más comunes son productos que se encuentran en cosméticos, guantes de goma, limpiadores, bijouterie, partes metálicas de la indumentaria, etc. En la mayoría de las veces corresponde a la exposición rutinaria de alguno de estos elementos, lo que la hace una enfermedad con connotación laboral.

El médico examinará el área en 72 a 96 horas.

Prestaciones